Cómo evitar que mi hijo sea racista o sufra racismo – Podcast 10

Los acontecimientos recientes en los Estados Unidos nos muestran sólo la punta del iceberg de un problema que se extiende a todos los países del mundo y en todos los continentes: la diferencia entre personas como problema y el abuso de poder basado en la raza, sexo, religión o condición social.

Nuestros bebés son muy despiertos a las diferencias a partir de los seis meses de vida. Antes de los cinco años ya pueden internalizar prejuicios hacia «los otros» y hasta los doce años más o menos el niño elabora lo que serán sus creencias. Algo parecido sucede cuando se aprende una nueva lengua, siempre es mejor aprenderla antes de la pubertad para que el proceso sea más fácil y duradero. La infancia es un periodo de aprendizaje crítico. Y al igual que con las lenguas, una exposición del niño a comportamientos sesgados, racistas, sexistas o xenófobos hacen que el niño asimile esos comportamientos fácilmente, aunque no provengan de sus padres y sí del entorno.

Para prevenir estos comportamientos hay que tener claro que son contraproducentes, primero para el propio niño y segundo para el resto de la humanidad. Alguien que rechaza a otra persona o se cree superior por el hecho de ser diferente está perdiendo una oportunidad de enriquecerse con esa diferencia, además de hacer daño al otro. 

La mayoría de las personas tenemos prejuicios y estamos condicionados. Para poder ayudar a nuestros hijos a ser mejores personas primero tenemos que analizar nuestras propias creencias y darnos cuenta de nuestros propios prejuicios. Las palabras o conversaciones que podamos tener con ellos se quedan en nada si luego actuamos de manera distinta. Tenemos la obligación de ser mejores para que ellos puedan serlo aún más.

Los puntos básicos para mí son los siguientes:

  1. todos tenemos prejuicios. Es bueno hablar de ellos y analizarlos como lo que son, prejuicios. Respuestas que nuestra mente ha creado ante algo y que lejos de aportarnos algo positivo, hacen todo lo contrario. Para enseñar a nuestros hijos primero tenemos que poner en orden nuestras vidas.
  2. Cuestionar los valores, estereotipos y creencias en la sociedad, abrir debates sanos a través de cuentos o historias. Ver que las creencias son relativas.
  3. Exponer a nuestros hijos a otras culturas y personas. Cuando un niño crece en la misma comunidad con las mismas personas de las mismas características durante toda su vida se convierte en un adulto al que le puede costar más encajar las diferencias. El mundo es diverso y las personas somos distintas unas de otras, no hay dos personas iguales. Las personas comemos, vivimos, amamos, creemos de manera diferente. Para ello ten amigos de otras culturas o modos de vivir, observa con ellos documentales sobre otros modos de vida, viaja. El mundo no es el pequeño trocito en el que tú vives. Celebra con ellos el mundo diverso y las diferencias. Incluso dentro de una misma familia hay distintos tonos de piel por ejemplo y eso no significa nada. Poned juntos vuestros brazos y observarlas. 
  4. Analizar con nuestros hijos a los malos y los buenos de las películas y los libros: ¿por qué piensas que es malo o bueno este personaje? o ¿qué piensas sobre este final?
  5. Analizar con nuestros hijos cuando «los buenos» o «los malos» son ellos o son sus amigos u otras personas.

Es importante que les descubramos cómo se sienten otras personas para que el niño pueda empatizar con ellas. Para esto tenemos muchas oportunidades, incluso cuando se pelean entre hermanos un «¿cómo crees que se ha sentido X para hacer eso?» va muy lejos. Cuando el niño entiende al otro ya no se siente ni superior ni intimidado por él o ella.

Entendiendo al otro nos conocemos mejor a nosotros mismos . Si mejoramos como padres, mejoramos las nuevas generaciones y con un poco de suerte no sufriremos los bochornosos espectáculos de odio y desconexión con el medio ambiente y con los demás que se ven por todas partes.


Si el contenido de este podcast te ha gustado o crees que puede servirle de ayuda a alguien que conozcas, por favor dale a «Me gusta» o comparte. Puedes suscribirte a este contenido en tu app de Spotify, iVoox, Google Podcasts o Apple Podcasts.

Si tienes alguna sugerencia por favor ponte en contacto conmigo en info[arroba]nacimientofeliz[punto]com


Comparte tu comentario

* Campo obligatorio

Tu direccin de email no va a ser publicada

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies