Las Doulas – Podcast episodio 29

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 29 de Nacimiento Feliz «Las Doulas». 

Una Doula es una acompañante, una ayudante de otras mujeres. El término procede del griego “mujer que sirve a otras mujeres”. Cuando las sociedades no estaban basadas en el consumo, las mujeres que se quedaban embarazadas, tenían apoyo constante desde el momento de la gestación. En África hay un dicho muy cierto que dice “hace falta la tribu para criar a un niño”. En una sociedad justa, la mujer es arropada y agasajada desde que se embaraza. Tras nacer su bebé es criado junto a otras mujeres para que la carga de la crianza no se haga difícil y pesada.

Sin embargo hoy en día pasamos el embarazo haciendo exactamente lo mismo que hacíamos antes de embarazarnos. Cuando damos a luz se espera de nosotras que volvamos a nuestra forma física y mental en cuestión de días. El parto de un bebé se considera un mero trámite que hay que llevar a cabo rápido, seguro y con pocas quejas.

La maternidad, para llevarse bien, es un proceso que debe compartirse. La maternidad a veces es lenta, insegura y da pie a muchas quejas.

Algunos piensan que la pareja es suficiente para llevar compartir y llevar la carga. Sin embargo nuestra pareja puede ser tan nuevo como nosotras en esto y encontrar los mismos obstáculos, las mismas dificultades. 

Las mujeres deberíamos rodearnos de otras mujeres que conozcan este camino para poder transitarlo.

Idealmente, nuestras familiares mujeres (madre, abuela, hermana, etc.) podrían hacer de tribu, de mujeres sabias que nos aporten el saber que necesitamos. Sin embargo muchas de ellas han vivido desafortunadamente la maternidad de forma cruel, han tenido malas experiencias, están muy desconectadas del proceso natural del parto. 

Si queremos recibir a nuestro bebé de manera sanadora, si queremos respetar el proceso debemos encontrar a mujeres que sepan cómo es ese proceso. Puede ser una amiga, puede ser otra madre que piense como tú… o puede ser una Doula.

En Nacimiento Feliz te damos las claves para que encuentres a la Doula perfecta para ti y tu familia. 

El Plan Bebé – Podcast episodio 28

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 28 de Nacimiento Feliz «El Plan Bebé». 

Tras el parto viene un periodo muy delicado donde tu bebé necesita de ti constantemente, donde te encuentras cansada, molesta, puedes sentir tristeza. Es lo que se conoce como puerperio. 

Aunque los focos del parto ya se han apagado y todo el mundo da por terminado el proceso, es todo lo contrario: ahora todo acaba de empezar.

Además de recuperarte físicamente, las primeras semanas tras el parto suponen un terremoto emocional. Las hormonas están volviendo a su lugar y de repente somos dos personas: nuestro bebé y nosotras. Nunca antes habíamos experimentado algo así. No hay marcha atrás. Nuestra alma se ha partido en dos para siempre, y eso conlleva el duelo de la pérdida de lo que éramos antes.

Ante esta situación debemos ser buenas con nosotras mismas, expresar lo que sentimos incluso si aquello que sentimos no está “bien visto”. Debemos tener el espacio y la compañía que nos permita pasar este puente emocional de la mejor manera posible, por nuestro bien y por el de nuestro bebé. 

En Nacimiento Feliz hemos diseñado un plan para que este periodo sea lo más llevadero posible y salgáis reforzados del mismo.

Las revisiones prenatales – Podcast episodio 27

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 27 de Nacimiento Feliz «Las revisiones prenatales». 

En Nacimiento Feliz apostamos porque toda mujer tenga acceso a revisiones periódicas durante su embarazo realizadas por un profesional. El embarazo y el parto son situaciones normales que son parte de nuestro ciclo reproductivo. Al igual que nuestro sistema respiratorio, nuestro sistema circulatorio, etc., nuestro sistema reproductivo en mujeres sanas funciona a la perfección. 

En nuestro mundo desarrollado tenemos la fortuna de contar con especialistas y centros para revisar nuestro embarazo, de tal forma que si algo no funciona como debiera, se pueda corregir. Esto nos aporta aún más tranquilidad en el proceso.

 Las revisiones médicas deben hacerse para reafirmar la seguridad y conservar la alegría de la futura madre y su bebé. Y asegurar que todo funciona con normalidad. Y si no funciona con normalidad ofrecer las alternativas o el cuidado necesario para mejorar esa situación.

Cada mujer es única, cada embarazo es único, y cada parto lo es. Y cada hijo es distinto.

Cuando vamos a comprar un coche no nos metemos en el primer concesionario que encontramos abierto y les pedimos que nos vendan el primero. Cuando compramos un coche investigamos qué tipo de coche queremos, cuántos asientos, qué potencia, qué consumo tiene, si es seguro, incluso el color y el diseño es importante a la hora de decidirnos.

Cuando estamos embarazadas debemos saber que hay distintos tipo de manejo de un parto, y que, en ausencia de complicaciones, podemos elegir el equipo que más se acerca a lo que nos gustaría que fuera nuestro cuidado. 

Hay dos formas de manejar un embarazo y un parto: de forma activa y de forma expectante.

En la forma activa el equipo que te atiende considera el embarazo y parto como una situación de riesgo. Es por eso que realiza numerosas pruebas diagnósticas e intervenciones durante todo el proceso para evitar que algo salga mal. Intervención es todo aquello que se añade o hace que es ajeno a nuestro cuerpo, a nuestro bebé y al proceso.

Este manejo incluso interviene antes de que haya ningún problema que lo indique. Muchas de estas intervenciones tienen consecuencias negativas durante el proceso que se podrían haber evitado si no se hubiera intervenido.

En la forma expectante, el equipo que te atiende considera el embarazo y parto como un proceso natural y normal parte del ciclo reproductivo de la mujer. En ausencia de situaciones especiales, se mantiene expectante. Si no hay situación especial, no interviene. Si la hay, interviene. Este equipo asiste a la mujer y a su bebé desde el respeto. 

La Organización Mundial de la Salud aboga desde hace años por la necesidad de instaurar el parto respetado, el manejo expectante, como forma de atender embarazos y partos en el mundo. Con estadísticas y estudios se ha demostrado que el manejo activo causa más problemas que soluciones.

Cuando elijas quién os va a cuidar es importante que cumplan las directrices de la Organización Mundial de la Salud. Tendrás que encontrar el “concesionario” que más se adecue a tus necesidades y razonamiento.

Las Afirmaciones – Podcast episodio 26

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 26 de Nacimiento Feliz «Las Afirmaciones».

Afirmación viene del latín affirmatio y es la acción de afirmar o afirmarse. 

Y ¿para qué sirven las afirmaciones? Se ha demostrado que las palabras son una herramienta muy útil para comunicarnos con nuestra mente subconsciente. Si conseguimos comunicarnos con nuestra mente de forma constructiva y positiva esto tiene un efecto duradero en nuestro bienestar, y eso es especialmente importante cuando estamos embarazadas.

Como hemos escuchado en otros episodios, nuestro cerebro recibe estímulos a través de los sentidos y los interpreta. Cuando hace esta interpretación ordena a nuestro cuerpo comportarse de una manera u otra. Por ejemplo si en el pasado me mordió un perro puede que cada vez que vea a un perro mi cuerpo empezará a palpitar, mis manos sudarán, etc., incluso si ahora el nuevo perro no es un peligro. Mi cerebro sigue interpretando que lo es y me protege.

Hoy sabemos que modificando esa interpretación podemos modificar el resultado. Ni siquiera el estímulo tiene tanto poder, es decir, que ante un estímulo negativo, si entrenamos nuestro cerebro para interpretarlo de forma amable, nuestro cuerpo puede reaccionar bien, a favor. Muchos traumas, miedos, fobias, alergias se curan con hipnosis y con técnicas de entrenamiento a la interpretación.

Ahora vamos a dar a luz, o vamos a concebir a nuestro bebé. Necesitamos reprogramar nuestro cerebro de las historias de terror sobre partos, del miedo a dar a luz, del miedo a criar a nuestro hijo, del miedo de ser capaces de hacerlo. Necesitamos empoderarnos ante la maternidad. Y no es porque sea muy new age. Es una necesidad. Si no hacemos eso, aunque cuidemos nuestra dieta, aunque estemos informadas, cuando llegue el momento y los primeros estímulos aparezcan, nuestro cuerpo emitirá respuestas poco convenientes.

Nuestra mente debe estar preparada para que el cuerpo realice su función natural. Y para eso usamos, además de las relajaciones, las Afirmaciones.

A la hora de elaborarlas en Nacimiento Feliz te damos ejemplos concretos. En las redes sociales encuentras muchas frases inspiradoras y lo que se considera “positivas”, sin embargo debes tratarlas con precaución ya que la mayoría no sirven en realidad para nada.

Para que una afirmación cumpla sus objetivos debe cumplir las cuatro “P”: deben ser positivas, posibles, escritas en tiempo presente y en primera persona. Por ejemplo “mi cuerpo está diseñado para dar a luz” es una afirmación efectiva.

En Nacimiento Feliz tienes un audio de Afirmaciones diseñado exclusivamente para este momento de tu vida.

Cómo erradicar el miedo al parto – Podcast episodio 25

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 25 de Nacimiento Feliz «Cómo erradicar el miedo al parto».

Si eres como la mayoría de mujeres occidentales, la imagen de un parto nos ha llegado a través de relatos, imágenes o vídeos de otros partos, muchos de ellos a través del cine o la televisión. Hemos escuchado a lo largo de nuestra vida muchas historias de terror sobre vecinas, familiares o amigas a las que se les complicó el parto y lo pasaron fatal o estuvieron a punto de morir. Para nosotras el ver a una mujer en una bañera dando a luz mientras sonríe se acerca más a la ciencia ficción que el ver a una mujer chillando, insultando o muriendo mientras lo hace. El terror durante el parto está más normalizado que la normalidad y el disfrute del mismo.

Muchas de nosotras además tenemos dificultad para concebir en parte porque, subconscientemente, quién quiere sufrir una penitencia de semejante calibre. Conscientemente queremos tener un hijo, hemos decidido que es el momento, lo ansiamos, pero nuestro cuerpo no puede consentir la idea de embarazarnos de un potencial peligro. Nuestro propio cuerpo boicotea nuestro razonamiento. 

Hemos visto en otros episodios la relación entre consciente y subconsciente. 

Para predisponer nuestro cuerpo, para conseguir que funcione a nuestro favor durante la gestación y parto, necesitamos reprogramar sus reacciones ante estos estímulos, mandarle el mensaje que necesitamos (y que además es el verdadero) de una vez por todas: gestar y dar a luz es un proceso natural que cursa con normalidad.

Para ello es inútil que leamos sobre ello, nos informemos o que nos digamos que es así. Necesitamos trabajar y simular los estímulos para modificarlos desde el subconsciente. Necesitamos programas como Nacimiento Feliz.

Esto es muy controvertido, sobre todo en los círculos de parto natural donde se da por supuesto que a la mujer sólo hay que informarla para que el resultado sea diferente. Y aunque es cierto que un parto respetado es la única manera de conseguir resultados satisfactorios, no sólo eso es necesario. Por eso hay mujeres que planean con esmero un parto natural y se encuentran con un resultado muy diferente al esperado. A veces es porque la naturaleza se complicó pero en la mayoría de los casos es la mujer la que instintivamente está aterrada. El miedo al parto surge de dentro, está almacenado tras años de experiencias, las circunstancias al dar a luz ayudan pero no pueden modificar ese instinto.

En los círculos medicalizados el dar a luz es una situación de riesgo que se trata como tal. Sin embargo mujeres que han trabajado su miedo al parto y han modificado su reacción a esos estímulos, han tenido partos estupendos incluso cuando estaban en entornos poco o nada respetados. 

Si quieres erradicar tu miedo al parto usa Nacimiento Feliz.

El Iceberg – Podcast episodio 24

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 24 de Nacimiento Feliz «El Iceberg».

Durante nuestras clases presenciales solíamos mostrar un iceberg enorme a las parejas. Lo peligroso de los Icebergs para los barcos no es la parte que asoma por encima del agua sino la parte que no se ve, la que se extiende por debajo del agua.

La imagen de un iceberg es muy útil para explicar el funcionamiento de nuestra mente: la parte que se ve, la que asoma fuera del agua es nuestra parte consciente, la lógica, el lenguaje, la forma de actuar que tenemos día a día cuando estamos despiertas, es la parte que guarda nuestra memoria a corto plazo.

Y la parte que no se ve del iceberg es nuestra parte subconsciente: nuestro instinto, sueños y nuestra memoria a largo plazo. Esta parte alberga nuestro disco duro cerebral, o lo que es lo mismo es el almacén de todas nuestras vivencias pasadas y experiencias. Toda la influencia que ha tenido el entorno en nosotras desde que nacimos se encuentra almacenada aquí.

Con esta información la parte que no se ve de nuestro iceberg mental maneja nuestro cuerpo y la forma en la que procesamos los estímulos que recibimos. Nos hace actuar de una manera que nos protege de peligros. 

Si de pequeña te atacó un perro, por ejemplo, y tuviste una experiencia muy desagradable, tu cuerpo va a paralizarse, a empezar a sudar, tu corazón palpitará cada vez que veas un perro por la calle incluso aunque hayan pasado años y el perro que ves sea cariñoso y juguetón. 

Es posible incluso que desarrolles alergias. Con esas señales de aviso de peligro, tu cuerpo te protege de esa experiencia pasada y previene que vuelva a pasarte. 

Si decides vencer tu miedo a los perros, deberás tratarlo como tal y trabajar para vencerlo si quieres volver a actuar de forma normal ante un canino.

Para vencer el miedo, debes buscar en la parte que no se ve del iceberg el lugar donde se encuentra almacenada esa información, para poder modificarla y dejar de reaccionar cada vez que ves un perro.

Es así exactamente cómo funciona Nacimiento Feliz: lo que buscamos, encontramos y modificamos en la parte oculta del iceberg es el miedo al parto. Incluso si nunca has dado a luz antes, la información que has recibido durante toda tu vida sobre el dar a luz han sido historias de terror. Tu cuerpo te “protegerá” del parto cuando estés en la labor,  aunque conscientemente (la parte que se ve del iceberg) estés muy informada de que el parto es algo natural. 

El uso de Nacimiento Feliz es esencial para que tus instintos y recuerdos jueguen a tu favor en un momento tan decisivo en tu vida y en la de tu bebé.

La Programación Neurolingüística o PNL – Podcast episodio 23

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 23 de Nacimiento Feliz «La Programación Neurolingüistíca o PNL».

La PNL es un modelo de comunicación y aprendizaje descubierto por Richard Bandler y John Grinder a mediados de los años 70. Desde entonces se ha considerado en algunos círculos como una nueva ciencia o arte: la ciencia o el arte del éxito.

Lo que hicieron Bandler y Grinder fue examinar a los mejores comunicadores y sacar las pautas de su éxito para poder imitarles, para poder replicar ese comportamiento en otros y conseguir los mismos objetivos. Su tenacidad, dedicación y patrones se han aplicado a cientos de miles de personas en todo el mundo en diversas áreas como la salud, el deporte, los negocios, las relaciones, la terapia, el coaching y el desarrollo personal. Y, por supuesto, los partos.

La PNL usa los principios y el comportamiento de nuestro sistema nervioso para comunicarnos algo. Para ello usa el lenguaje como herramienta transformadora. A través del lenguaje nuestro sistema nervioso es modelado, con la ayuda de la creatividad y la imaginación. La PNL parte de dos supuestos: que el cuerpo y la mente están conectados y que podemos adquirir el control de nuestra mente, y por tanto de los resultados.

Es en los 70 cuando la Neurología descubre los neurotrasmisores: unas sustancias químicas que regulan los impulsos nerviosos en el cerebro. Y de ahí mandan señales a todos nuestros órganos. Nuestro cuerpo es un piano tocado por neurotrasmisores.

Los seres humanos recogemos la información a través de nuestros sentidos: el visual (lo que vemos), el auditivo (lo que escuchamos), el kinestésico (lo que tocamos), el olfato (lo que olemos) y el gusto (lo que saboreamos). En PNL estos sentidos se llaman sistemas representacionales. Y lo que nos dicen es cómo ellos ven el mundo, no como el mundo es en realidad (el mapa no es el territorio). Dos personas que son expuestas a un mismo estímulo puede reaccionar de maneras distintas e incluso opuestas.

Uno de los descubrimientos de Bandler y Grinder es que la mente usa no sólo imágenes, sonidos y sentimientos, sino que usa lo que llaman “sub-modalidades” que dan sentido a nuestras experiencias. Al cambiar esas “sub-modalidades” ante cualquier experiencia el modo en que la persona vive esa experiencia cambia. De hecho un problema concreto puede no desaparecer pero al cambiar la “sub-modalidad”, la relación de la persona con ese problema cambia por completo. 

Cuando hace nueve años comenzamos a impartir Nacimiento Feliz, Luis García, nuestro colaborador experto en PNL, contactó con Robert Dilts, uno de los expertos mundiales en la materia. Luis revisó y elaboró el contenido de muchos de los ejercicios y las relajaciones para que fueran aún más efectivos. El resultado no se hizo esperar y descubrimos que las mujeres y sus parejas alcanzaban antes los objetivos de las relajaciones y podíamos preparar en pocas semanas lo que antes nos costaba meses. 

Además en el camino fuimos, sin pretenderlo, ayudando a las mujeres a romper viejos hábitos, como el ponerse en lo peor, e incluso a poner los primeros cimientos para la recuperación de mujeres que habían sufrido partos traumáticos. 

Además del uso de música binaural, el uso del lenguaje, la combinación de palabras, que a simple vista parece casual e incluso divertida en algunas ocasiones, está estudiada al milímetro en todo el texto de Nacimiento Feliz, para que las mujeres y sus parejas consigan conectar antes y conseguir los máximos beneficios a su esfuerzo. Nada en Nacimiento Feliz es casual.

Dispongo de unos minutos durante 21 días para cambiar el resto de mi vida – Podcast episodio 22

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 22 de Nacimiento Feliz «Dispongo de unos minutos durante 21 días para cambiar el resto de mi vida».

Para crear cambios permanentes tienes que comenzar con cambiar la imagen que tienes sobre ti misma. Si eres como el 90% de las mujeres occidentales, la imagen sobre el parto de tu bebé es una imagen de sufrimiento, sometimiento y vulnerabilidad absolutas. Con Nacimiento Feliz lo que haremos es cambiar eso porque, entre otras razones de peso, no es verdad.

La imagen que tienes sobre ti misma está basada en tus pensamientos y recuerdos. Para cambiar esa imagen vamos a crear nuevas memorias que aumenten tu seguridad.  Y la forma de crear nuevas memorias es usando la imaginación. Nuestra parte de mente subconsciente no entiende la diferencia entre lo que imaginamos y nuestras memorias reales. Vamos a reprogramar nuestro disco duro subconsciente para que actúe como es debido durante el parto de nuestro bebé y durante todo el proceso, incluida su gestación. 

Estudios han sugerido que para cambiar esas antiguas percepciones por nuevas necesitamos imaginarlas cada día con un mínimo de 21 días para que sean efectivas. Sólo entonces se convierten en hábito y se asimilan por nuestro cerebro. Cuando en las relajaciones de Nacimiento Feliz te invite a imaginar por favor imagina siempre lo mismo, de esa manera es más fácil para tu cerebro asimilarlo.

Nuestro cerebro consciente, por supervivencia, se rebela ante cualquier cambio. A nuestro consciente le gusta la rutina y lo predecible. Es por ello que si no repetimos las afirmaciones todos los días sin saltarnos ninguno durante por lo menos 21 días es probable que volvamos a la casilla de salida y no hayamos conseguido el cambio que queremos. 

Para cambiar necesitas retar a tu parte consciente. Cuando escuches Nacimiento Feliz te resultará en muchos momentos incómodo, tu mente consciente te dirá “otra vez esto? en serio?, venga, déjalo ya”. Cambiar no es cómodo. Para cambiar necesitas persistencia y valentía. Por eso es más importante que nunca que pienses a lo grande, tu objetivo lo merece, tu bebé y tú lo merecéis. 

Crear un cambio de estas características da pereza pero sabes que vale la pena y la recompensa va a ser enorme. Necesitas salir de tu zona de comfort, estar segura de tu objetivo y luchar por ello.

Aunque notes los beneficios desde el primer día recuerda que para que sea efectivo y duradero necesitas ser constante durante 21 días por lo menos. Sin saltarte ninguno. En el momento que pierdes el ritmo debes volver a empezar.

Todo lo que hagas de más todavía mejor. 

Si quieres estar en un lugar diferente mañana tienes que hacer hoy algo distinto. Tienes unos minutos durante 21 días para cambiar el resto de tu vida?

A por ello.

Alcanzando el estado Alfa – Podcast episodio 21

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 21 de Nacimiento Feliz «Alcanzando el estado Alfa».

Cuando nuestro cerebro quiere mandar la orden a nuestro cuerpo de realizar algo, produce impulsos eléctricos que viajan por nuestras neuronas. Los impulsos eléctricos viajan de neurona a neurona hasta acaparar miles de ellas, para conseguir ejecutar la acción. Estos impulsos producen ritmos que se conocen como ondas cerebrales. Esta actividad cerebral es medible a través de un electroencefalograma. 

A través de la investigación se ha relacionado los diferentes ritmos con los diferentes estados de conciencia. Cuanta más baja es la onda cerebral más sugestionable es el individuo. Las ondas cerebrales se miden en Hertzios, lo que refleja los ciclos por segundo de impulso eléctrico que produce el cerebro. 

Existen cuatro mayores ondas: las Beta, Alfa, Theta y Delta. 

Cuando estamos en estado Beta, nos encontramos en nuestro día a día, ocupadas con actividades, tomando decisiones, pensando, leyendo, haciendo. Estas ondas son rápidas, erráticas y cortas. Son las más valoradas en nuestra cultura de producción por encima de todo. 

En el estado Alfa entramos cuando cerramos nuestros ojos para relajarnos. Son ondas más lentas y más organizadas. Por ejemplo en mitad de un día estresante es tan sencillo como cerrar los ojos y respirar profundamente para pasar de un estado a otro. Haz la prueba. Es un estado de relajación muy ligero.

El estado Alfa es el estado del parto natural. Todas las relajaciones en Nacimiento Feliz comienzan con un “cierra los ojos y respira profundamente”. En este estado de relajación ligera es donde podemos trabajar además todo lo concerniente al embarazo, parto y puerperio. 

El cerrar los ojos simplemente bloquea un 80 por ciento de la actividad Beta. Y si le añadimos el respirar profundamente, podemos bloquear su totalidad en una situación normal. Si nuestra cultura considerara el parto como un proceso natural y normal, entonces no haría falta que hicieras Nacimiento Feliz. Cuando llegase el momento cerrarías los ojos y te dejarías llevar. 

Al estado Alfa se le conoce como estado de la Tierra o el estado Animal. De hecho para los que tenemos mascotas es fácil darse cuenta de que los animales se nos acercan más cuando estamos en este estado. Cuando por fin te sientas y respiras tras un día de trabajo es cuando tu gato viene a acurrucarse a tu lado. Algo poco probable cuando estás en estado Beta. 

El siguiente estado sería el estado Theta. En este estado sólo sientes, no piensas. En este estado es donde se encuentran las memorias que tenemos escondidas y nos es más fácil recordar aquellos recuerdos que creíamos olvidados. Cuando estás a punto de quedarte dormida por la noche es cuando estás en el estado Theta. 

Si se consigue el estado Beta durante el comienzo del parto es posible alcanzar el estado Theta durante el final de la dilatación. Se le conoce como “primal”, es un estado completamente animal, donde los sentidos invaden el cuerpo y donde no se puede pensar o hablar. La madre naturaleza “posee” el cuerpo de la madre. Ella dicta lo que va a pasar a cada momento. 

El estado Delta es un estado de profunda relajación donde tu actividad cerebral es muy lenta. Es un estado de profunda sanción y recuperación. Es el estado donde se trabaja la hipnosis en pacientes que van a ser sometidos a cirugía sin anestesia. Y es el estado que alcanzan algunas mujeres cuando se refieren al parto con placer. Cuando su subconsciente está en perfecta entrega al proceso y alcanzan el orgasmo mientras nace su bebé. 

Algunas mujeres que han usado Nacimiento Feliz han conseguido su parto orgásmico. Todo es posible cuando trabajas por lo que quieres. Igual que te relajas cuando haces el amor puedes relajarte para dar a luz a tu bebé. Entregarte. Dejarte llevar. En este caso tu compañero sexual no es tu pareja, es tu bebé. Entrégate a él y juntos conseguiréis disfrutar el parto.

El dolor que experimentamos al dar a luz tiene un propósito. Una vez que conoces el propósito, lo aceptas y lo transformas, lo usas para conseguir tu objetivo.

Nuestro estado Alfa es de todas formas suficiente y perfecto para lo que queremos alcanzar. Durante el parto debes encontrarte en estado Alfa para que todo funcione correctamente. Con tu cuerpo perfecto diseñado para dar a luz y la ayuda de Nacimiento Feliz, resulta natural entrar en Alfa cuando llega el momento. Y a estado Theta casi seguro…

Quieres ir más allá?

Cierra tus ojos, respira profundamente y ponte manos a la obra.

Usos de la Hipnosis – Podcast episodio 20

Haz clic en el botón de abajo para descargar la relajación «Tras el nacimiento, lactancia» gratuita (para que no te cueste por favor introduce el cupón de descuento del 100%: XUR5L9A)

Descarga gratis

 

Bienvenida al Podcast número 20 de Nacimiento Feliz «Usos de la Hipnosis».

La hipnosis tiene un alto porcentaje de éxito para vencer miedos, dolores, fobias y ataques de pánico. Las fobias más comunes ante arañas, perros, socializar, conducir, exámenes, alturas, agujas…pueden ser eliminados con el uso de hipnosis.

Las sugestiones de tipo autoayuda se dan habitualmente entre por ejemplo los coach deportivos y sus deportistas, o los managers y sus artistas. El coaching usa la hipnosis para predisponer la mente de los deportistas, ejecutivos, actores, cantantes…para conseguir el máximo rendimiento en sus objetivos.

Antes de salir al campo de juego en un partido de fútbol por ejemplo, el equipo recibe sugestiones por parte de su entrenador. Si es un buen entrenador esas sugestiones están trabajadas y no son casuales. Probablemente hay frases que se repiten a modo mantra. Lo mismo sucede con los atletas u otros deportistas de élite. Antes de realizar su ejercicio en unas Olimpiadas por ejemplo, pasan un tiempo visualizando con los ojos cerrados el ejercicio que van a realizar, cómo se van a sentir después, qué van a oler, a ver, a saborear. Y estos ejercicios son tan importantes como el entrenamiento físico al que se someten para ser capaces de competir.

Las sugestiones hipnóticas pueden usarse también para mejorar la paciencia y la tolerancia, para trabajar en equipo, para ser más atento o considerado. Incluso se usa cuando un acontecimiento traumático quiere ser superado, como en el caso de los divorcios, las muertes o los partos traumáticos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad